Desembocadura del río Ega

621. SL-NA200 Desembocadura del Ega

Nos vamos a acercar a la desembocadura del Ega en el Ebro. Para ello dejamos el coche en la rotonda de entrada a San Adrián, y vamos a coger el camino de la izquierda que nos va a conducir paralelo al cauce del Ega hasta su desembocadura.
En el inicio del camino, vemos dos carteles. Uno corresponde a la información del SL-200, y el otro al GR99 Camino Natural del Ebro.
El primero no se puede leer debido al tiempo pasado y a la falta de mantenimiento (en todo el camino sólo hemos encontrado dos marcas del sendero).

El segundo, está nuevo. Como los dos trazados son iguales, vamos a seguir las balizas del segundo. Abundantes y recientes.
El soto del Ega es sombrío y agradable en días de calor. El río circula un poco encajonado y profundo. Podemos acceder hasta la orilla en un par de puntos.

Para acceder a la desembocadura abandonamos el camino principal y tomamos uno secundario que se interna en la arboleda y nos va a llevar directamente a la unión de ambos ríos.
La desembocadura es un lugar agradable en el que se puede estar un rato a la sombra. Hay un merendero en la parte que da al Ebro, y todo el paraje está a la sombra.

Se pueden observar y escuchar gran cantidad de aves.
Continuamos por el camino que avanza por el margen del Ebro. A mano derecha podemos ver huertos y cultivos de regadío. Lo seguimos hasta que nos encontramos con la variante de San Adrián, donde podemos ver un curiosco campo de golf. A partir de aquí tomamos el camino de la derecha que nos lleva al punto de partida.
Este camino está jalonado con mojones de Cañada Real. Buscando información hemos encontrado que es posible que esta cañada sea la Cañada Real de los Portillos de Tudela a San Adrián. Una cañada que entra de La Rioja, y que acaba en la Pasada Principal del Ebro. (Otra cañada real).

Un agradable paseo que no lleva más de una hora y que se puede realizar tranquilamente con niños.

Share
Publicado en .